Maridajes para la comida japonesa - Aguascalientes Wine

Sin duda alguna, la comida japonesa es una de las más populares y su plato más conocido es el sushi; pero este platillo no es el único que la conforma. De hecho, los estilos que componen la gastronomía nipona son muy diversos, y aunque los pescados, los mariscos y el arroz son sus protagonistas, es en realidad el equilibrio entre ingredientes lo que la hace tan rica y saludable: además de los productos del mar y el arroz, utiliza carne de vacuno y caballo, hongos, una gran diversidad de vegetales y especias.

Y no hay que olvidar que Japón es el país del quinto sabor, el Umami, que es descrito por los chefs como el sabor más rico y perfecto, pues conjuga todos los otros sabores (dulce, salado, amargo y ácido). Este sabor no solo proviene de los ingredientes, sino también de las diferentes formas de preparar los platos.

Quizá, el sake (alcohol emblemático de la cultura japonesa hecho a partir de arroz) sea la primera opción que se nos venga a la mente como bebida para acompañar a los platillos nipones porque; sin embargo, el vino (con su variedad de aromas y sabores) también es una alternativa muy interesante. Te compartimos algunas recomendaciones para lograr buenos maridajes.

Vinos y cocina japonesa

Si los platillos que probarás son de estilo sashimi (en crudo), que por lo general son pescado y mariscos, aunque también las carnes rojas pueden prepararse así, tendrás que elegir un vino que no compita con los sabores de la comida, así que los vinos blancos suaves y frescos, con poca acidez y mucha salinidad, irán muy bien -como Baldosa Blanco de Vinícola Santa Elena-. Algunos ejemplos de estos son los riesling, albariños, sauvignon blanc, entre otros.

Ahora bien, si lo que comerás va al tempura (método de freír los alimentos cubiertos con una masa mantecosa-harinosa, generalmente en aceite de sésamo y luego servidos con salsa de soya), lo que te recomendamos que bebas es un sauvignon blanc de más cuerpo (como MetFosis Blanc de Vinícola Renacimiento) o un albariño sobre lías, aunque también un rosado fresco y ligero iría muy bien, como lo es Rosatus de Bodegas Origen.

Otros platillos que son muy populares son el yakisoba, un plato de fideos fritos con cerdo y verduras, que lleva soja y vinagre de jengibre; los yakitori, brochetas de pollo hechas al grill; y las gyozas, masas hervidas rellenas de carne. Para el primero, habría que escoger un tinto joven, debido a que se compone de carne de cerdo (Corchete de Vinícola El Aguaje será un excelente acompañante); para el segundo, lo mejor será maridarlo con un rosado fresco o ya con algo de cuerpo, pues es un plato que lleva carne blanca (Entresueños de Vinícola Santa Elena sería una alternativa); y para el último, un tinto joven o con algo de crianza -no más de 4 meses en barrica- serán una buena opción… Podrías elegir, por ejemplo, Trino Matinal de Frague.

Los Nimono o platos estofados, hervidos o cocinados a fuego lento, van a requerir la selección de otros vinos. Esta cocina tiene como base el shiru (caldo de soya). Las carnes y verduras se cocinan en shiru hasta que el líquido es absorbido por el ingrediente base o simplemente se evapora. Los ingredientes más utilizados son vegetales, pescados, mariscos, tofu o una combinación de ellos. De ahí, la amplia variedad de maridajes que admiten: desde rosados a blancos de peso, como chardonnay, e incluso tintos, desde un pinot noir a un garnacha.

Otros platillos muy conocidos son las Sopas suimono, como el ramen. El ramen contiene caldo dashi, miso (masa de soya fermentada), salsa de soya, fideos estilo noodle, carne, algas y cebollines. Casi todas las regiones de Japón tienen su propia variación del ramen. Para este platillo, se antoja un blanco con carácter, chardonnay o verdejo con crianza. Nuestra recomendación aquí sería el Chardonnay de Casa de Quesada.

Por último, no hay que olvidar el shimofuri y el shiioyaki. El primero es un filete de wagyú a la plancha, que merece un vino tinto de calidad, con crianza mínima de 12 meses; un cabernet o un malbec con cuerpo serían buenas alternativas: Ascuas de Präon de María o Puerta Abierta de Vinícola El Aguaje cumplen con esas características.El segundo es salmón salteado, así que los vinos blancos ligeros, como Sophie Blanco o Paradoja Balnc Orgánico, parece que harán una excelente mancuerna.

Síguenos en Instagram para descubrir más maridajes con vinos de Aguascalientes.

Buscar:

X